La oscuridad reina en el barrio Quilmes

Locales - 17/06/2019

En la zona de la calle Hernandarias los reclamos vecinales se suceden. Aparte del mal estado de las calles, el tema del alumbrado público es una constante que está instalado en todos los barrios de la capital correntina.


Los vecinos aseguran que las luminarias se prenden y apagan cada cuatro o cinco minutos y, la mayor parte del tiempo, están apagadas.

 

No está claro si es la Delegación Santa María o la Delegación Juan XXIII, la responsable de trabajar en la zona. Pero está claro que no trabaja ninguna. “Les queda a pocas cuadras a cada una, si les interesa cumplir con su obligación y justificar sus salarios que les pagamos todos; estaría más que genial”, se leyó desde quéjate del barrio Corrientes.