Viajar caro y mal

Colectivos: En Capital se pagará más que en Buenos Aires, pese al mal servicio

Info General - 08/11/2018

El boleto local llegaría a 19.38, siendo más costoso que cualquiera de los tramos del cuadro tarifario que rige en el área metropolitana más grande del país, donde las distancias son mayores y la calidad del transporte público es mejor.


El Municipio capitalino y los empresarios del transporte continúan discutiendo la actualización del valor del boleto, que llegaría a los 19.38 pesos, según el cálculo realizado por el Sistema Integrado de Movilidad Urbana (Simu). La posible nueva tarifa local sería bastante más elevada que los precios vigentes en el Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba), donde las distancias son mayores y la calidad del servicio de colectivos es muy superior, si se lo compara con el que se ofrece en la ciudad de Corrientes.


DISCUSIÓN TARIFARIA
 

El aceleramiento inflacionario de los últimos meses provocó un desfasaje de precios en todos los sectores y el transporte público no fue ajeno a ello. Desde hace varias semanas las compañías que tienen la concesión de las líneas en la Capital correntina exigen a la Comuna que se discuta un aumento del boleto, algo que finalmente se ha empezado a tratar.
 

Luego de la última reunión del Simu, se conocióque  la tarifa técnica acordada por la mayoría de los integrantes del grupo es de 19.38 pesos, mientras que la minoría (los empresarios) plantea que el boleto debe costar 25.70. La discusión pasó ahora al ámbito del Concejo Deliberante, desde donde saldrá la ordenanza que estipule el nuevo valor y su tiempo de implementación.
 

SITUACIÓN
 

En este contexto, se debe mencionar que la calidad del servicio de transporte público local sigue despertando innumerable cantidad de quejas por parte de los usuarios, ya que se han hecho pocas de las mejoras que motivaron los incrementos anteriores del boleto, que desde mayo cuesta 11 pesos.
 

Las unidades en mal estado, el abarrotamiento de pasajeros en horas pico, la ausencia de señaléticas en las paradas, la falta de garitas útiles y el incumplimiento de las frecuencias y de los recorridos, son algunos de los reclamos frecuentes que han sido reflejados por EL LIBERTADOR en innumerables notas referidas a la situación de ese servicio de vital importancia para miles de correntinos que dependen del mismo para trabajar, estudiar o, simplemente, movilizarse.
 

Además de que el nuevo precio implicaría un aumento del 76 por ciento que pegaría de lleno en el bolsillo de los usuarios, vale la pena comparar el transporte público correntino con el de otros puntos del país, como el Amba -conformado por la Capital Federal y 40 municipios de la provincia de Buenos Aires- para referenciarse e identificar si la calidad del servicio local amerita el precio al que podría llegar.
 

COMPARACIÓN
 

En primera instancia se debe aclarar que en Corrientes existe una única tarifa para todas las líneas y recorridos, por esto costaría 19.30 viajar desde 3 de Abril y Mendoza hasta Junín y La Rioja (1,1 kilómetros), o hacerlo desde el barrio Doctor Montaña hasta el Puerto (10 kilómetros).


En lo que respecta al Amba, el pasaje de colectivo se cobra por tramos: de 0 a 3 kilómetros, 13 pesos; de 3 a 6 kilómetros, 14,25 pesos; de 6 a 12 kilómetros, 15 pesos; de 12 a 27 kilómetros, 15.75 pesos; y más de 27 kilómetros, 16.50 pesos. Eso quiere decir que viajar desde la terminal de Retiro hasta el obelisco (2,8 kilómetros) cuesta 13 pesos y hacerlo desde la plaza de Mayo hasta el Municipio de Tigre (35 kilómetros) sale 16.50.


En cuanto a la calidad del servicio, El Libertador pudo constatar, visitando la Capital Federal, que las flotas de todas las líneas están conformadas, en su mayoría, por unidades modernas, similares a las que prestan el servicio Corrientes-Chaco: amplias, adaptadas para personas con discapacidad y con aire acondicionado.


En lo que respecta a las frecuencias, durante los horarios pico no superan los 5 minutos e incluso es común que lleguen dos colectivos simultáneamente a las paradas, evitando así abarrotamientos; mientras que en el resto de la jornada, fines de semana y feriados, la brecha promedio entre unidades es de aproximadamente 10 minutos.


Por último, se debe destacar que tanto en la zona céntrica como en los barrios periféricos de las distintas ciudades que conforman el Amba, existen paradas correctamente señalizadas y los recorridos son cumplidos a rajatabla por los choferes.  


Calificá esta nota